f

noticias
MÉXICO RESENTIDO

Noviembre 2015

Últimamente ha habido mucha controversia

con las declaraciones hechas por el precandidato republicano a la presidencia de EUA, Donald Trump. Declaraciones hechas que muchos tacharon de racistas, resentidas y demás. Para los que han seguido a este personaje, podemos confirmar que no es su primera declaración en contra de los mexicanos. Ya anteriormente declaró que “México está ahogando financieramente a Estados Unidos”. ¿Qué tan ciertas son sus declaraciones?

¿En qué se basa para hacerlas públicas? Y, lo más importante, ¿Qué gana al hacerlas?

 

Estas declaraciones me hicieron pensar,

¿Realmente, existe una influencia de los mexicanos,

y en general, de los hispanos en el país

vecino? Y si es así, ¿Esta influencia será tan

fuerte como para provocar “el ahogamiento”

del que Donald Trump habla? En este artículo

analizaremos 3 puntos importantes, el primero,

es la influencia de los hispanohablantes en

Estados Unidos, el segundo, la influencia de

ciertas industrias en apogeo en México que

antes estaban en Estados Unidos y el tercero,

la personalidad de Trump y sus consecuencias.

Revisando las estadísticas, pude confirmar

que sí, efectivamente, la comunidad latina

juega un papel imprescindible en el país vecino.

Por ejemplo, en Texas, California, Florida

y Nueva York, 50% de los niños que están

en edad de acudir a un playground, son hispanos.

Actualmente 1 de cada 6 personas

en EUA es hispano, 1 de cada 4 bebés

que nacen anualmente es hispano. Los

hispanos somos ahora la nueva realidad

americana, tomamos lo mejor de las

dos culturas, nos movemos fácilmente

entre dos mundos porque hablamos

inglés y español – y a veces ambos al

mismo tiempo -.

 

Esta nueva generación de familias, están

logrando que Estados Unidos se una a la

tendencia de la globalización, en donde

más de la mitad de la población mundial

habla al menos 2 idiomas.

 

Al tener esta habilidad bilingüe que

aportan los latinos a Estados Unidos, no se

debe de ver esto como un minus, sino

como un plus. Estos beneficios, no sólo

abarcan la habilidad de expandir nuestras

relaciones humanas y de mejorar

las perspectivas laborales, sino que las

puertas, de muchos trabajos, son abiertas

más fácilmente a un hispano en Estados

Unidos, que a un americano que

solo habla inglés. Podemos comprobar

entonces, que el ahogamiento financiero

del que se ha hablado, no es justamente

por los latinos, ya que como vimos, formamos

ya parte de la cultura americana.

 

En los últimos años, se han movido varias

armadoras de autos a México, y en varios

más, estaremos teniendo ya un total de 11

OEMs produciendo en México, particularmente

en el área del bajío, el cual ya ha sido

llamado por varios periódicos como el New

York Times, “El Detroit de América Latina”.

 

El crecimiento anual de Guanajuato en específico,

es del 5% creando alrededor de 60 mil

nuevos empleos. De acuerdo con la consultoría

Polk, ubicada en Detroit, EE.UU., el total

de las inversiones que se han destinado en

toda Norteamérica del sector automotriz,

México se ha llevado el 22% del total, en tanto

que EUA se llevó el 66%.

 

Esta relación entre México y Estados

Unidos, en el sector automotriz, es muy

importante, ya que más del 60% de la producción

mexicana que sale actualmente

del país en forma de exportaciones va a

Estados Unidos.

 

México, es actualmente el 8vo. productor

mundial de carros, camiones, partes

y componentes automotrices. Al analizar

este impacto, podríamos darle la

razón al Sr. Trump, cuando menciona

que estamos “ahogando” financieramente

a Estados Unidos. En realidad no

es un ahogo, en realidad es solo el

crecimiento en México que antes, hubiera

estado en Estados Unidos.

 

Pero, como mencionábamos al inicio, ¿Qué

gana el Sr. Trump haciendo declaraciones

tan polémicas?; Siendo un empresario multimillonario, no podemos asumir

simplemente que sus declaraciones son obtusas,

sin sentido, racistas y sin fundamentos.

 

El Sr. Trump no ha hecho tantos millones

y no ha sido tan exitoso por ser tonto,

sus declaraciones van más allá, van

relacionadas al tipo de personalidad. Adam

Grant, autor del libro “Give and Take” define

que para tener éxito, pueden haber 3 tipos

de personas: Giver o el que da su apoyo y

ayuda siempre, sin esperar algo a cambio;

taker o el que trata siempre de sacar ventaja

de cualquier situación; y matcher o el

que hace un favor y espera un favor de regreso.

Podríamos tomar a Donald Trump como

ejemplo de un taker, su personalidad,

declaraciones y actitud publica, lo define

como tal.

 

 

 

La mayoría de nosotros somos matchers, en

el mundo laboral o personal, tratamos siempre

de que los tratos sean justos y si damos

algo a cambio, guardamos el “favor” para

cuando lo necesitamos, muchas veces, se

define como el tan conocido ganar-ganar.

Viendo ahora el éxito de Trump, y la creencia

actual, podríamos decir que los takers, son

los que tienen mayor éxito en el mundo laboral

y en la vida, seguidos de los matchers,

y pensamos que los givers, son los menos

exitosos. Grant desmiente esta creencia en

su libro, y demuestra, con ejemplos claros

y verídicos a través de la historia, como a

largo plazo, ser un giver te hace ser más

exitoso. Pero también demuestra que los

givers pueden ser al mismo tiempo los

menos exitosos.

 

Lo mismo funciona con los takers – tal es el

ejemplo de Trump, que podemos catalogarlo

como exitoso, pero que en cierto punto de

sus declaraciones, al no tener a los latinos

de su lado, su popularidad ha bajado y en

el ranking hacia la presidencia, su competidor

Jeb Bush lo ha sobrepasado. ¿Cómo

puede haber esta dualidad? Todo depende

de cómo se maneje la persona.

Para no caer en la situación que Trump ha

desatado, en donde se podría afectar la imagen

y el éxito de una persona al dejar ver su

opinión real hacia cierto segmento, Grant

propone que veamos las ventajas de ser un

giver en lugar de ser un taker, y para esto nos

sugiere 3 pasos:

 

Identificar quién es taker, y no dejarnos

envolver por ellos.

 

Especializarnos en lo que se llama “favores

de 5 minutos”, cosas que agregan

gran valor a quien lo recibe, pero que tiene

relativamente un costo bajo. La filosofía

de Grant en este punto es “Hay que

manejar nuestro tiempo y habilidades

para ayudar a los demás, sin sacrificar a

nosotros mismos”.

 

No restringir nuestra interacción con

givers solamente. No porque sepamos

identificar a los takers debemos de tener

miedo a ellos y enfocarnos solamente

a las personas que son genuinamente

generosas, los matchers son una buena

opción de interacción ya que ellos, por

su manera de pensar, al recibir un favor,

quieren y buscan pagarlo de regreso.

Porque seamos realistas, si uno solo

ayuda a los givers, nunca se obtendrán

los beneficios que un matchers está

dispuesto a otorgar.

 

Esta diferencia entre givers y matchers está

en nuestra personalidad y en por qué hacemos

y ofrecemos ayuda. Si lo hacemos con el fin de

recibir algo a cambio, entonces podemos catalogarnos como un matcher. Si identificamos

a los takers y son a los únicos que evadimos, y

vamos entregando nuestra ayuda y tiempo a

los demás, tarde o temprano obtendremos los

beneficios que nos llevarán al éxito.

 

Gaby

Dra. PsMAE. Gabriela Campos / DETROIT, USA /Ing.Industrial y de sistemas / Emprendedora y gran impulsadora empresarial / Sales Manager

en GST AutoLeather.

 

más noticias...
Y evadir, como bien lo menciona Grant a los
takers a quienes, tarde o temprano, el éxito
temporal se les termina. Para más ejemplos
sobre esta filosofía, les recomiendo este Best
Seller de Adam Grant: “Give and Take: Why
helping others drives our success”
01
02
03

YA CONOCES BEYOND?

Léela, anúnciate y se parte de nuestra comunidad

Ingresa a nuestra primera edición aquí

Tercera edición aquí

Segunda edición aquí

Anúnciate y no solo posicionate, VENDE

Escribe tus datos y pronto tendrás más noticias de todas nuestras ventajas

Enviando formulario...

Error.

Pronto sabrás de nosotros.

ANÚNCIATE / RECIBE NUESTRA REVISTA

(477) 390 2840 / 293 1437

Permisos en trámite  /  México 2015

Desarrollo

Escríbenos a soybeyond@beyondrevista.com